Los inicios de Formus se remontan al año 1972 cuando Úrsula Werren de Bolaños impartió las primeras clases de música a sus hijos y aun pequeño grupo de familiares y amigos en su casa por las tardes. La propuesta de educación musical fue aceptada y difundida por los mismos padres quienes impulsaron su crecimiento en los siguientes años y en 1975 se formaliza la Escuela de Música con una oferta variada de clases.

La impartición de clases de música se formalizó al incorporarse al Sistema Estatal de Educación con el nombre de Escuela de Formación Música. Se le empezó a conocer como FORMUS.

El crecimiento de la escuela continuó, lo que hizo necesario buscar una nueva ubicación. En 1988, el proyecto educativo FORMUS se amplió al iniciar el Jardín de Niños, y se constituyó como Asociación Civil. Es desde esta época que FORMUS se concibe como un proyecto innovador, con un modelo educativo constructivista, que busca lograr en los niños y niñas la autonomia intelectual y sociomoral, así como el desarrollo de la sensibilidad artística.

Al egresar la primera generación de preescolar, padres de familia y maestros manifestaron su interés por continuar con el nivel de enseñanza primaria. La Unidad Estanzuela inició en 1993 con apenas tres aulas. En 1997, la Secundaria inicia actividades.

La historia de FORMUS muestra sus principales fortalezas, las cuáles son fuente de impulso hoy en día: una postura pedagógica clara, una comunidad de maestros y padres comprometida, la confianza en el poder transformador de la educación, y la conciencia de nuestra vinculación con el entorno natural.