Odyssey of the Mind 2020

Condolencias
6 abril, 2020
Desarrollar la autonomía
23 abril, 2020

Odyssey of the Mind es un programa educativo internacional que brinda oportunidades innovadoras de resolución de problemas para estudiantes desde jardín de niños hasta la universidad. Los miembros de un equipo, tienen la oportunidad de desarrollar múltiples habilidades a través de la solución creativa de problemas que van desde la construcción de dispositivos mecánicos hasta la presentación de su propia interpretación de los clásicos literarios.

El proyecto Odyssey en Formus se destaca además por la valiosa participación de padres y madres de familia quienes acompañan a sus hijos cumpliendo con el rol de Coaches.  Formus ha participado desde el 2006 destacando a nivel local y estatal, teniendo desde entonces, participación en cada uno de los mundiales en el que participan alrededor de 25 países.

En el ciclo escolar 2019-2020 se inscribieron 6 equipos de nuestros alumnos y alumnas, y de ellos cuatro ganaron 1er. Lugar y dos ganaron 3er lugar. El total de nuestros alumnos que participaron fueron 35, todos menores de 12 años. El equipo de Andr­ea Rangel y Zully ganó el premio Mike Wazausky, este año por ser una presentación humorística y muy divertida.

Felicitamos a nuestros alumnos y alumnas y a todos los Coaches que los acompañaron en esta aventura: Carlos Infante, Jorge Taboada, Andrea Rangel y Carlos Juárez, David Morales e Isadora García.

Les compartimos ahora dos testimonios en palabras de papás coach, de la experiencia vivida en esta edición 2020.


Por: Carlos Heriberto Infante

“La mejor manera de aprender es tratando de enseñar, la experiencia como Coach de Odyssey es muy retadora, ves las cosas de manera muy distinta, entiendes lo que representa un equipo y cómo se aprovecha al máximo las capacidades de cada uno de los miembros para poder fortalecer al grupo en sí. Renuevas tu fe a través de esos pequeños que creen en lo que están haciendo, y confían en sus compañeros para sacar adelante su proyecto, el cual en si denota el gran trabajo en equipo que se debe realizar, no solo por parte de ellos, sino también  por los  coaches mismos, que aprovechando su experiencia en diferentes ramos buscan la manera de aportar para los niños, desde  conocimiento, tiempo y paciencia. Y no se diga de los padres, que con una confianza bárbara apoyan en hacer posible las reuniones y horas dedicadas a todo esto: al final nada más satisfactorio que ver la sonrisa de los niños al saber que lo han logrado,  terminaron  su proyecto y lo presentaron de una manera excepcional. ¿El resultado? aún no lo saben, no importa, han dado lo mejor de sí, y se sienten satisfechos por ello, al final, se logro un objetivo y las  sonrisas y abrazos entre  padres e hijos orgullosos unos de otros por lo logrado, es lo mejor que como coach te puedes quedar, un gracias, es suficiente para expresar lo que todos quisiéramos gritar.”


Por: Jorge Taboada / Mi experiencia con «6 UP» en Odyssey

Bruno (mi hijo de 4 año de primaria) me invitó a que fuera su Coach de Odyssey en septiembre y yo acepté con gusto pero «temeroso». Mi inexperiencia con obras de teatro y con aspectos de docencia me hacía sentir inseguro, pero como en muchas otras cosas en la vida, nunca estás totalmente listo.

Me tocó un grupo de 6 niños y niñas muy diferentes, pero se conocían entre ellos y ya eran amigos. Para mí fue un proyecto muy interesante que definitivamente me sacó de mi «zona de confort» y me enfrentó a situaciones manejo de emociones entre los niños, alegrías, pleitos, y sobre todo tener que someter mi voluntad de querer tener yo el control y dejar que los niños decidieran y llevaran a cabo su alucine. Eso sí, muchas veces encauzar sus ideas dispersas y ayudar a aterrizar.

Mi esposa Claudia (co-coach) fue clave para el éxito. Obtuvimos un gran resultado y con un puntaje muy alto: Primer lugar en Problema 3 – División I. A pesar del trabajo muy intenso de las últimas semanas y algo de estrés, logramos hacer un solido equipo y una buena amistad con sus papás, que siempre estuvieron apoyando y al pendiente de todo.